¿Arquitectura comestible?

¿Te imaginas comerte un edificio de alto diseño? Ahora es posible. La ucraniana Dinara Kasko se ha convertido en la reina de la arquitectura comestible, elaborando tartas y pasteles que imitan a la perfección edificios y objetos de lo más vanguardistas. La repostera utiliza los conocimientos y habilidades que aprendió durante su etapa como arquitecta, para ahora plasmarlos en el mundo del dulce, consiguiendo pasteles que impresionan no solo a la vista, sino también al gusto.

Haciendo uso de las últimas novedades tecnológicas, como la impresión en 3D, Kasko consigue en sus creaciones texturas y formas geométricas que lejos de parecer alimentos, se asemejan a maquetas de edificios. Además, para lograr la perfección cuenta con todo tipo de colaboradores: matemáticos, científicos, escultores, y el taller de ingeniería Garage Hub, especialistas en impresión 3D. El resultado es una combinación perfecta de arquitectura, arte y gastronomía.

Foto: Dinara Kasko.

 

Pese a la dificultad de los acabados, en los que se ven reflejados los estudios de arquitectura y diseño de la repostera, los ingredientes que utiliza son bastante habituales en el mundo del dulce. La mayoría de las elaboraciones cuentan con una base de bizcocho y un relleno de fruta o chocolate. Aunque a simple vista resulte difícil, cualquier aficionado a la repostería podría tratar de recrear los pasteles de Dinara Kasko, ya que ella misma, a través de su página web, comercializa los moldes necesarios para conseguir sus llamativos acabados y las recetas.

Foto: Dinara Kasko.

 

Sus creaciones están distribuidas en diferentes colecciones, tiene una serie marcada por el concepto de la triangulación, otra por la presencia de burbujas o formas redondeadas, y una de las más llamativas es la serie “Postres geométricos”. En esta última, la sencillez de las elaboraciones y la ausencia de color da la impresión de estar ante verdaderos bloques de hormigón. Estructuras lisas que nada tienen que ver con su interior, ya que una vez cortamos el pastel podemos ver diferentes texturas y sabores.

Foto: Dinara Kasko.

 

En cuanto al color, existe una predilección por el rojo perlado o brillante para los acabados, que otorga un aspecto mucho más realista. La imaginación de Dinara Kasko, las diferentes formas, los colores, las texturas… todo ello se convierte en una obra de arte efímera, que desaparece al ser comida.

Foto: Dinara Kasko.

 

1 comentario
Por
CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo

 
  1. menu

    Gracias por muy biena informción