¿Cuánto cuesta la arquitectura bioclimática?

Tanto en este blog, Carpinterías para CTE, como en el blog de Vivienda Saludable, estamos obsesionados con la búsqueda de la máxima eficiencia energética posible. Tanto a nivel doméstico como en el cálculo y proyecto de edificios y urbanizaciones.

La arquitectura bioclimática es la mejor solución que puede aportar el arquitecto de hoy en día a nuestro mundo y nuestra sociedad, ya que engloba conceptos de gestión energética optima de los edificios con otros como el empleo y uso de materiales con criterios de sostenibilidad.

Pero, ¿Cuánto cuesta la arquitectura bioclimática?

Queremos dejarlo muy claro: Las medidas más eficaces no cuestan nada. Otro grupo de medidas menos eficaces pero que mejora nuestra condición bioclimática pueden suponer un coste añadido, que siempre se rentabiliza a corto plazo.

Veamos algunas medidas bioclimáticas que no cuesta nada:

-El clima. Conocer la latitud y altitud, ya que su clasificación climática es necesaria para proyectar un edificio que responda a la climatología que va a recibir.  Es increíble ver como hay edificios exactos en diferentes partes del mudo.

-El soleamiento. Todas las formas de energías naturales renovables proceden del sol. Por lo tanto, conociendo la posición del sol podremos protegernos de él, o utilizarlo en nuestro beneficio de muchas maneras.

-La luz. Los seres humanos necesitamos la luz para poder desarrollar con normalidad las actividades cotidianas. Debemos saber combinarla con la luz artificial de la manera más eficiente posible.

-El sonido. El sonido puede ser un motivo de placer, como al oír música, o un motivo de molestia como puede ser el trafico. Un buen aislamiento es lo más efectivo para evitar ruidos nocivos y molestos (ver enlace  Como aislar acústicamente un local).

-La temperatura y humedad. Las temperaturas óptimas para ser eficientes oscilan, de verano a invierno, entre los 20ºC y los 25ºC y entre un 40% a un 60% de humedad relativa del aire.

-La calidad del aire. La ventilación corrige las condiciones de un ambiente cerrado, sustituyendo el aire interior por aire limpio.  Hay que llegar a un acuerdo entre ventilación y ahorro energético ya que ambas son necesarias.

Como vemos el precio de un edificio bioclimático es fundamentalmente más tiempo, trabajo y dedicación que grandes inversiones de dinero.

0 comentarios
Por
Alex Martos

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo