La etiqueta de Eficiencia Energética de la Ventana

¿Por qué buscamos la reducción del consumo en edificación?

El 40% del consumo total nacional lo producen nuestros edificios, por lo que se trata de un sector con un margen de mejora inmenso. Por otro lado, el IDAE confirma que el 48% de ese consumo se debe a la necesidad de calefacción. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la manera de afrontar el problema empieza por la mejora de la envolvente seguida de una sustitución de las instalaciones por equipos más eficientes y dimensionados para la nueva demanda reducida.

Consumo España (isover)

Entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Son uno de los puntos más críticos en el cerramiento por su necesidad de transparencia y practicabilidad. Sin embargo, el desarrollo de la industria en este campo ha sido tan grande que la tecnología de cerramiento de huecos ha quintuplicado sus valores de aislamiento térmico. Se trata de una de las intervenciones más rentables en cuanto a la relación mejora-inversión.

 

¿Por qué una etiqueta de eficiencia energética de ventanas?

Para el fabricante es una manera de demostrar la calidad de su producto y para el cliente, de basar su decisión en datos objetivos comparables. La sustitución de las ventanas es una de las intervenciones que suele contratar el usuario directamente con el suministrador, por lo que parece importante la existencia de una forma de información intuitiva. Además, pone sobre la mesa el factor de la eficiencia energética entre los criterios de selección de los profesionales, algo no tan valorado en las últimas décadas.

La iniciativa se ha luchado desde la Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas (ASEFAVE) y es de carácter voluntario para los fabricantes.

Acerca de la etiqueta

Se distingue una clasificación de invierno y una clasificación de verano. La clasificación de invierno tiene siete niveles de eficiencia, que van desde el color verde y la letra A para las ventanas más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para las menos eficientes. La clasificación de verano tiene tres niveles de eficiencia que van desde tres estrellas para las ventanas más eficientes hasta una estrella para las menos eficientes.

Etiqueta Certificación Energética Ventanas

La etiqueta no indica el ahorro real de consumo energético que los hogares pueden conseguir con el cambio de ventanas, ya que estos valores dependen no sólo de las características de las mismas, sino también del sistema constructivo del edificio, la ubicación y orientación.

Los valores utilizados en el programa de cálculo provienen del marcado CE de ventana, obligatorio desde febrero de 2010 y para ser licenciatario la empresa debe aportar la documentación correspondiente al marcado CE de las ventanas que quiere etiquetar.

1 comentario
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo

 
  1. Centro de Gas

    La verdad es que me gustaría poder contar en mi hogar con este tipo de ventajas para mis ventanas. En invierno se nota...

    Saludos