Navidades eficientes: iluminación

En los periodos del año en que nuestra rutina diaria cambia puede merecer la pena adaptar los edificios que habitamos a la nueva situación para garantizar la optimización del consumo. En el caso de la iluminación los cambios son sencillos y podemos combinarlos con nuestra vena más creativa.

Las fiestas navideñas son perfectas para intentar sacar el mejor partido a tus estancias con un diseño intencionado de la iluminación y con unas sencillas consideraciones no tendrá que suponer un gasto adicional. En el post sobre tipos de luminarias tienes mucha información sobre las aplicaciones adecuadas para cada una de ellas y a continuación te proponemos unas pautas para tu casa luzca mientras presumes de hábitos de vida eficientes.

· Traslada a las habitaciones con iluminación exterior las rutinas diarias: si tus hijos están de vacaciones que jueguen o hagan los deberes en el salón, si vas a ponerte a ordenar fotos antiguas busca un sitio iluminado. Cuanto más obtengas del exterior menos tendrás que pedirle a tu compañía eléctrica.

Los eventos de estas fechas piden una iluminación más íntima y entrañable que cualquier otra época del año: los LEDs pueden alcanzar colores cálidos similares a los halógenos.

Todo es cuestión de ser riguroso en la elección de las bombillas, y combinarlo con la forma en que quieres que funcione la velada y tu gusto decorativo: igual que le das la vuelta a la casa con los adornos aprovecha para reubicar las bombillas de forma que estén más acorde a las necesidades de estas dos semanas. Quizá puedes desplazar esos fluorescentes que tan bien te vienen durante el año para trabajar si tu despacho va a servir de ropero.

Por ejemplo, si te gustaría que la habitación donde se dejen los abrigos tenga una tenue iluminación continua elige una lamparita que tengas por casa y un LED y colócala detrás de la cama o un armario para que la luz sea indirecta. Estas bombillas consumen muy poco en largos periodos de encendido y tienen un color muy agradable.

· El comedor de tu casa estará más habitado que de costumbre, es posible que haga años que no revisas las luminarias de esas lámparas y sean modelos de lo más ineficientes. Cámbialas por las de mayor rendimiento de los dormitorios sólo para el gran evento.

· El baño va a estar más transitado que de costumbre y es el lugar donde nos ponemos guapos. Intenta sustituir temporalmente tus lámparas fluorescentes para que no se deterioren con el encendido y apagado continuo y asegúrate de poner un color cálido.

· Si la iluminación de tu vivienda parece demasiado directa y potente para cantar los villancicos o recibir a la gente en tu vestíbulo, busca formas de tamizarla, pero intenta no desperdiciarla pasándote de opacidad. A continuación te proponemos unas mamparas muy fáciles de hacer para aclimatar sin derrochar con tu sistema de iluminación.

· Asegúrate de que todas la luces que compres para adornar el belén, el árbol o tus muebles sean eficientes. En esta web encontrarás artículos como guirnaldas solares o cascadas navideñas de LEDs y, para los más creativos, en este vídeo te enseñan a crear tus propios LEDs de Navidad.

Si por el contrario te vas de vacaciones por Navidad no olvides desconectar todos los aparatos eléctricos y regletas posible, ya se sabe que la luz piloto de los aparatos electrónicos produce un consumo mayor del que parece.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver