Sistemas de seguridad para una vivienda

La seguridad es una de las funciones elementales de la arquitectura. Las primeras edificaciones y las más sencillas o simples comúnmente se denominan refugios. El hombre trata de refugiarse frente a la naturaleza: el tiempo, la lluvia, el frío, las plagas etc. Pero también procura protegerse del propio hombre frente a robos, crímenes o siniestros. De ello depende nuestra existencia.

Para proteger bien una vivienda, lo más fácil y lo más seguro es invertir en los puntos mas débiles. Estos siempre son las puertas y las ventanas. Los huecos de una edificación son el punto más desfavorable en casi todos los aspectos: aislamiento, seguridad, confort. Refuércelos y ganará beneficios muy altos con una actuación proporcionalmente escasa.

  • Las puertas tienen una misión basada en la seguridad. Aquí prima la robustez antes que el aislamiento por lo que la mejor opción son las puertas acorazadas. Estas están fabricadas siguiendo todos los estándares de seguridad. Alma de acero, refuerzo en el marco, varios puntos de anclaje, llaves de seguridad, etc. Procure además iluminar su rellano para poder ver claramente y en todo momento quien está al otro lado de la puerta.
  • Las ventanas son un elemento que tiene que ser aislante térmicamente, acústicamente y además deben de ser muy seguras. Instalando unas ventanas de PVC KÖMMERLING el refugio que dará a su vivienda será enorme en términos de aislamiento y seguridad. En el blog Carpinterías para CTE descubrirá todas las ventajas que este producto puede aportar a una vivienda o proyecto.

Otras formas de aportar un plus de seguridad en una vivienda es recurriendo a la tecnología. Estas son algunas de las opciones existentes en el mercado actual:

  • Videocámaras contratadas desde dispositivos móviles.
  • Domótica con programación completa de las funciones de una vivienda, incluso de vacaciones.
  • Sistemas de alarma asociados a una empresa de seguridad.
  • Detecciones de fugas.

La variedad de opciones para protegernos son muchas y muy variadas pero en los casos en los que todo se tuerce, siempre es conveniente contar con un buen seguro.

2 comentarios
Por
Alex Martos

Volver