Vivir en una tubería gigante, ¿El futuro?

La sobrepoblación, la escasez de terreno edificable y el elevado coste de los alquileres obliga a agudizar el ingenio y buscar alternativas habitables. Este ha sido el caso del estudio de arquitectura James Law Cybertecture, ubicado en Hong Kong, la ciudad con el mercado inmobiliario más caro del mundo. La imposibilidad de los estudiantes para independizarse ha hecho que este estudio diseñe pequeñas viviendas a partir de viejas tuberías de agua de hormigón.

¿Cómo están diseñadas?

Bajo el nombre de OPod Tube Housing, se trata de tuberías de 2,5 metros de ancho, consiguiendo finalmente espacios de unos 9 metros cuadrados. En cuanto al peso, cada cilindro de hormigón son unas 20 toneladas, lo que permite instalarlos de forma aislada o construir “edificios” sobre poniendo unos sobre otros. Aunque pueden ser transportados de un lugar a otro y cambiar así de ubicación, la ideal inicial es que ocupen los huecos entre edificios de la ciudad en los que el espacio no es suficiente como para construir una vivienda.

 

casa tubería hormigón

Foto: James Law Cybertecture.

 

Pequeño e inteligente

Pese a sus 9 metros cuadrados de espacio, a estas peculiares viviendas no les falta de nada, pudiendo vivir en ellas 1 o 2 personas. Las “tuberías” cuentan con un banco convertible en cama, una minicocina con los electrodomésticos más básicos, baño con ducha e inodoro y un tendedero para la ropa. Además, destacan por sus amplios ventanales a un lado y una puerta acristalada al otro, permitiendo la entrada de luz.

 

casa tubería hormigón

Foto: James Law Cybertecture.

 

El mobiliario está pensado para ahorrar el máximo espacio posible, por lo que se trata de muebles que pueden contraerse o ampliarse según las necesidades del usuario. Adecuadas a las últimas tecnologías, el acceso a estas viviendas de hormigón se realiza de manera online, mediante el teléfono móvil.

 

casa tubería hormigón

Foto: James Law Cybertecture.

 

El precio de construcción de cada uno de estos miniapartamentos es de aproximadamente 12.500 euros, siendo alquilados por 340 euros. Por el momento, el objetivo es que sean viviendas para jóvenes durante su etapa como estudiantes y hasta que tengan un trabajo.  ¿Será este el futuro de las viviendas? ¿Llegará a España este tipo de apartamentos?

0 comentarios
Por
CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo