El Código Técnico de la Edificación regula mediante el DB-HR el aislamiento acústico que proporcionen los cerramientos de cara a asegurar una construcción que colabore con el confort en los hogares y la mejora de la calidad de vida de sus ocupantes.

Las ventanas son el elemento acústico más débil de la fachada y la mejora en el aislamiento global de la ventana queda limitado de manera muy importante por el aislamiento acústico proporcionado por las partes acristaladas. El aislamiento acústico depende de diversos factores pero sin duda hay dos que son decisivos:

  • La forma de apertura: Los sistemas oscilobatientes y practicables son los que mejor aislamiento acústico le van a proporcionar.
  • La elección del vidrio: el aislamiento acústico depende básicamente del espesor del vidrio. La inclusión de gases nobles y similares en la cámara también mejora algo el aislamiento acústico. La inclusión de vidrios laminares, además de la seguridad, mejora sensiblemente el aislamiento acústico del acristalamiento.

Los perfiles de PVC no transmiten las ondas sonoras por eso, los perfiles KÖMMERLING son excelentes aislantes, por su escasa permeabilidad al aire y la posibilidad de incorporar grandes espesores de vidrio.

El DBH establece unos niveles límite de aislamiento acústico para la protección frente al ruido exterior dependiendo del uso que se haga del edificio y de los valores del índice de ruido del día. El valor de índice de ruido día puede obtenerse en las administraciones competentes o mediante consulta de los mapas estratégicos del ruido (sin datos se aplicará el valor 60dBA).

El aislamiento acústico al ruido aéreo de un recinto protegido no debe ser menor a los valores indicados en la tabla siguiente:

En la tabla aplicable a edificios de uso residencial se expresan los valores mínimos que deben cumplir los huecos con todos los elementos (aireadores, cajón de persiana, etc.) y la parte ciega de de la fachada en función de la ocupación en dicha fachada.

Se observa como según circunstancias el CTE exige valores de aislamiento acústico entre 26 dB los más bajos hasta 53 dB en los casos más extremos.

Los valores de aislamiento acústico (Rw) calculados en ensayos sobre modelos concretos de ensayos de ventanas practicables fabricadas con perfiles KÖMMERLING y diferentes vidrios ofrecen valores que van desde los 32 dB hasta los 45 dB hasta, y con combinaciones de vidrio adecuados se pueden alcanzar hasta los 52 dB lo que permite un mayor porcentaje de hueco en la fachada. Con KÖMMERLING el cumplimiento del CTE está garantizado.

7 comentarios
Por
Alex Martos