Existen dos opciones de cálculo para justificar el cumplimiento de este Documento Básico, en función de la composición de fachada y de la complejidad de la envolvente:

–          Opción general (mediante programa informático LIDER)

–          Opción simplificada (cumplimentado ficha justificativa)

Opción simplificada

Método de limitar la demanda energética de los edificios de manera indirecta mediante el establecimiento de valores límite para cada uno de los elementos que forman parte la envolvente. Esta opción es aplicable para porcentajes de huecos en fachada inferiores al 60% y cerramientos formados por soluciones constructivas convencionales.

En las tablas 2.2 del DB-HE 1 se puede obtener el valor límite de transmitancia térmica de la ventana en función de:

–          Zona climática de proyecto

–          Orientación de cada fachada

–          Porcentaje de huecos en fachada

A partir de los valores de transmitancia de la carpintería (UH,M) y del vidrio (UH,V) en función de sus respectivas superficies, se calcula el valor de transmitancia de la ventana (UH).

Luego, se comprueba que dicho valor no supera el máximo tabulado para la orientación y porcentaje de huecos considerado. La fórmula es la siguiente:

UH = (1-FM).UH,v +FM.UH,m

Siendo:

–    UH,v la transmitancia térmica de la parte semitransparente [W/m2K];

–    UH,m la transmitancia térmica del marco de la ventana o lucernario, o puerta [W/m2K];

–    FM la fracción del hueco ocupada por el marco.

Por tanto a partir de ahora el Arquitecto deberá no solamente elegir el sistema de carpintería en fase de proyecto sino justificar mediante detalle constructivo qué fracción del hueco ocupan la perfilería y el vidrio.


La importancia de una carpintería de calidad

A mayor eficiencia energética de la carpintería, mayor superficie de huecos se podrá cubrir hasta llegar al máximo permitido por ésta opción de cálculo. La carpintería metálica supera la transmitancia máxima permitida y por tanto no cumple en todas las zonas.

Las mejores prestaciones aislantes se exigen en la fachada Norte, que ocupa por sí sola un tercio del círculo, mientras que en el resto de orientaciones también se debe controlar el factor solar. El PVC con vidrio doble cumple en todas las zonas.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura