Oficinas con BREEAM y empleados felices

Estas oficinas diseñadas por Maas Architecten en Holanda son el buque insignia de la empresa de productos lácteos Vreugdenhil. Arquitectura espectacular, vegetación, confort laboral y eficiencia energética. Ya nadie quiere dejar estos parámetros fuera de su imagen, y menos si el producto está relacionado con la salud, la calidad de vida o los niños.

Fachada de vidrio curvo

El edificio ha obtenido la distinción BREEAM – NL con cinco estrellas. Como sabemos, BREEAM es una certificación de sostenibilidad, no de eficiencia energética exclusivamente. No obstante, los resultados de este proyecto son reseñables, cosa que es habitual en los países nórdicos.

Atrio central

Se ha buscado crear espacios agradables, que favorezcan la socialización y la creatividad, con vistas en 180 grados, iluminación natural y contacto con el exterior. Uno de los objetivos más importantes de la marca con este proyecto es reducir su absentismo laboral, problema que han abordado con la arquitectura. Como estrategias, cuenta con los sistemas habituales y efectivos: 170 paneles solares cubren la cubierta y la climatización se abastece a través de un sistema de almacenamiento de energía térmica. Además, las cisternas de los inodoros funcionan con el agua recogida de la lluvia.

Lobby con mobiliario moderno

Zona de trabajo flexible

El elemento más singular y característico es la espectacular escalera central, que conecta los espacios y sirve de espacio en sí misma. Además de estéticamente impresionante, está pensada como un concepto un poco nuevo. Cada 3 peldaños hay un pequeño descansillo que favorece el disfrute de la ascensión y promueve la interacción de los empleados.

Atrio central

Como podemos ver, la eficiencia energética no es el único nuevo componente: la innovación en el programa, la jerarquía y la tipología está también a la orden del día en los nuevos edificios de oficinas.

 

Fachada de vidrio curvo

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo