Passive House adelanta a los Edificios de Energía Casi Nula

Como ya se adelantó en la 6 Conferencia Española Passive House en Madrid el pasado noviembre, el concepto de casa pasiva da este año un giro para introducir el mundo de las instalaciones en la ecuación de eficiencia. Se introducen por primera vez los criterios relacionados con la generación de energía en el edificio para la certificación.

Mientras Europa busca su definición de Edificio de Energía Casi Nula para 2020, Passive House (que la tiene a medio camino) da un paso adelante hacia lo que todos estábamos esperando: cubrir la demanda de un edificio eficiente en materia de envolvente con energía procedente exclusivamente de fuentes renovables.

Dada la gran reducción de demanda energética de una casa pasiva gracias al buen diseño arquitectónico y constructivo, los objetivos son más que accesibles. Por supuesto, la certificación se limita a introducir en los cálculos los datos relacionados con las instalaciones colocadas y proporcionar un valor límite para su obtención.

Novedades en Passive House

La Passive House tradicional seguirá manteniéndose como un concepto válido y optimo en muchos lugares y climas, al igual que el límite de demanda de calefacción en 15 kWh/(m²a). Se introduce el concepto de demanda global de energía primaria renovable, que en este caso de casa pasiva clásica (Classic Passive House) no podrá superar los 60 kWh/(m²a).

Se incorporan también dos categorías nuevas:

  • Passive House Plus no podrá consumir mas de 45 kWh/(m²a) de energía primaria renovable y debe generar al menos 60 kWh/(m²a) de energía en relación con el área cubierta.
  • Passive House Premium tendrá una demanda de energía limitada a 30 kWh/(m²a), con al menos 120 kWh/(m²a) de energía generada.

Los criterios considerados y los detalles sobre el calculo están disponibles en Passipedia.

Esta nueva línea de actuación y su impacto se debatirán en la próxima Conferencia International Passive House los días 17 a 18 abril 2015 en Leipzig.

Fuente imagen: essentialhabitat

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo