La ventana para Edificios de Energía Casi Nula

Ya tenemos claro que la ventana es el elemento protagonista de cualquier proyecto con criterios de eficiencia energética. Y también que no cualquier ventana tiene las prestaciones necesarias para compensar el aumento de las pérdidas térmicas al aumentar el tamaño del hueco. Por eso es tan importante encontrar un producto y un instalador en los que podamos confiar.

La famillia de componentes de carpinterías certificados por PassivHaus (estándar que todo el mundo considera como el punto de partida para los Edificios de Energía Casi Nula) va a tener un nuevo miembro muy pronto. Se trata del sistema KÖMMERLING 76, una carpintería con 6 cámaras de aire, una transmitancia térmica de 1 W/m²K y permeabilidad al aire de Clase 4.

Este perfil se está colocando ya en proyectos en proceso de certificación en nuestro país y cumple con las exigencias del Instituto, superando los test de Blower Door sin problemas. La instalación se hace con cintas de estanqueidad y espuma aislante en el interior, para asegurar la continuidad de los planos de aislamiento y hermeticidad.

Sistema 76 de KÖMMERLING certificado

Lo que diferencia a este sistema de otros es su reducido tamaño, pues alcanza las exigencias de los estándares más restrictivos con tan sólo 76 mm de profundidad. Con espacio para vidrios de hasta 48 mm de espesor, llega a alcanzar valores de transmitancia de ventana de 0,73 W/m²K, lo que para la mayoría de productos es impensable en este orden de magnitud. Se trata por tanto, de un producto realista y asequible en dimensiones y coste.

Sistema 76 de KÖMMERLING certificado

Pon la ventana correcta

Aunque esta configuración de ventana es la que estará certificada, no será necesario recurrir a ella en la mayoría de proyectos de PassivHaus o de Consumo Casi Nulo situados en España, pues la exigencia de demanda energética se alcanza con este perfil sin necesidad de sustituir el refuerzo por Neopor. De esta manera, no sólo se ahorra un poco en costes, sino que se podrán aumentar las dimensiones de los huecos, sin comprometer la resistencia a carga de viento, que seguirá siendo de C5/B5, ni la permeabilidad al aire.

Sistema 76 de KÖMMERLING certificado

En el caso de la ventana hay muchas variables a considerar para elegir el mejor producto y lo mejor es dejarse aconsejar por los profesionales. Concretamente KÖMMERLING cuenta con un departamento de prescripción compuesto por arquitectos que te apoyan a lo largo de todo el proyecto para ayudarte a hacer los cálculos necesarios y asegurarse de que la ventana se fabrica e instala correctamente.

Los Edificios de Energía Casi nula están un paso más cerca, la industria ya tiene todos los materiales necesarios para que hagamos construcción digna del siglo XXI.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo