Vivienda pasiva en clima mediterráneo

Esta casa pasiva ha obtenido en las pruebas para la certificación PassivHaus algunos de los mejores resultados de nuestro país.

Situada en Barcelona, es una vivienda exenta de 130 m² orientada a sur y suroeste. Los propietarios conocían el estándar PassivHaus y recurrieron a la empresa Papik Cases Passives para encargar una casa tradicional con estructura de madera y soluciones constructivas típicas de la zona. El precio de la construcción ronda los 1200 €/m².

Casa pasiva certificada en españa

Las casas de Papik son modulares por lo que la vivienda se puedo levantar en tan sólo cuatro meses. El sistema minimiza los puentes térmicos, incluye un alto grado de aislamiento tanto en la parte opaca como en la acristalada y asegura la estanqueidad.

La construcción de la casa ha debido ser tan rigurosamente bueno que el ensayo de Blower Door dio 0,24 renovaciones/hora, muy  debajo de las 0,6 que permite el estándar para casas pasivas.

Respecto a las instalaciones, consisten fundamentalmente en el equipo de ventilación, que se encarga de mantener la calidad del aire y una temperatura confortable. Para los días más fríos en que ese sistema es insuficiente, se cuenta con una estufa de leña estanca.

Casa pasiva certificada en españa

Para abastecer de agua caliente se ha instalado un termo doméstico con depósito aislado, y es recogida luego para su reutilización en el huerto de la parcela.

Por supuesto, iluminación y electrodomésticos son de la más alta eficiencia energética.

En términos económicos, el consumo final anual de la vivienda se resume en 500 € de electricidad y 88 € de ACS. Se ha calculado un retorno de la inversión de 6 años.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo