Ciudades del futuro

¿Cómo serán nuestras ciudades en el futuro?

La mitad de la población mundial vive en ciudades y esto es una tendencia ascendente según las Naciones Unidas. Por eso es importante pensar en el futuro de nuestras ciudades de una manera que mejore nuestra calidad de vida y sea eficiente con los recursos y lo más autosuficiente posible.

Actualmente existen diferentes propuestas y opiniones sobre cómo evolucionaremos urbanísticamente. Todas las propuestas para un futuro mejor llevan asociada el compromiso con el medio ambiente, con un gasto energético eficiente y con recursos renovables y limpios.

  • Evidentemente muchos de ellos son sólo ideas y no llegarán a materializarse nunca pero algunos si se llevarán a cabo. Uno de ellos será el Regatta Jakarta puesto que su construcción ya ha comenzado. Aunque no es estrictamente una ciudad, debido a su envergadura si que será una ampliación muy importante de esta.
  • New Songdo City, pretende ser construida muy cerca de Seúl y aspira a transformar Corea del Sur en el mayor centro de negocios de Asia. Espera estar terminado en 10 años
  • Otra propuesta interesante es la conocida como The Venus Project. Ubicada en Florida y basada en la autosostenibilidad energética y el cuidado ambiental.

Lo curioso es que el caso más palpable de ciudad del futuro ya existe y se llama Dubai. Se la puede considerar la primera ciudad de nuestro futuro debido al tiempo tan corto en la que se ha erigido y al enorme despliegue económico que ha conllevado. Quizá en este caso el tema de la eficiencia energética se ha suplido con el exceso de petróleo que poseen. Pero como todos sabemos, el petróleo es un bien finito.

También existen teorías opuestas como la de la no ciudad, por la cual gracias a las telecomunicaciones globales se podrá vivir de una forma más esparcida conviviendo pacíficamente con la naturaleza.

Al final, como siempre, el tiempo decidirá…

4 comentarios
Por
Alex Martos

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo

 
  1. Francisco Z. Lantos

    CIUDADES DEL FUTURO EXIGIDAS POR LA NATURALEZA INTRÍNSECA DEL HOMBRE.
    Resumen del enfoque y contenido de mi Exposición

    Ante el desastroso desarrollo de nuestros asentamientos humanos(ciudades y poblados), creados desde la revolución industrial, por los hombres quienes antes de este periodo y especialmente en la época del Renacimiento han logrado crear ciudades ideales; definidas en sus tamaños, ordenados en sus estructuras, funcionales en sus usos, expresivas de sus contenidos con sus formas bellas y con perfecta armonía con su medio ambiente en que estaban ubicadas y económicamente concebidas, y capaces de satisfacer y fomentar las justas necesidades de sus habitantes, para encontrar la razón de la perdida capacidad del mismo tipo de especie que es el hombre, tenia que buscar la causa de este negativo cambio en su actuación, que me llevo al estudio filosófico sobre “el mundo y de la vida”, y de la naturaleza de la especie humana, y su relación con el dicho mundo.

    Del resultado de este estudio obtuve; MI TEORÍA DE LA EXISTENCIA (Mi filosofía del mundo y de la vida”), que enseña el diagrama expuesta en la HOJA Nº1 y Nº1/A, según el que la base de nuestro mundo manifestado es AMOR PURO, que se manifiesta en sus dos formas; El AMOR PURO, cuando es una existencia inmaterial y actúa como idea, en que esta concebida su futura forma, su forma autorrealizada, que esta desarrollando según su naturaleza única e intrínseca, en materias inanimadas y seres animadas (animales), que son las células de su propio corporización, en los que su AMOR PURO se convierte en amores particulares de casa especie, expuesta este proceso en paneles 1,2,3,4.5,y 6.

    En las HOJAS Nº2 Y Nº3 enseño como se manifiesta este desarrollo en la vida de los animales y de la especie humana, demostrando que como los animales sólo tienen instinto en el que está implantada la Verdad sobre la Existencia que les guía en sus conductas, estos sólo pueden actuar en perfecta armonía con el desarrollo de nuestro mundo manifestado, que es la corporización del AMOR PURO, en su proceso de autorrealización.

    Y referente a la vida de la especie humana, como su naturaleza además del instinto también esta compuesta del espíritu (mente), con facultad y dones de Conciencia, raciocinio y capacidad creativa, con los que puede juzgar y valorar los acontecimientos en su alrededor y obtener la Verdad conociéndola, pero como estos dos fuentes de conocimientos obtenidos a través de su instinto y espíritu, no están separados dentro de su naturaleza, sino están fusionados en una unidad inseparable, dependiendo de su valoración de un o de otra parte de su naturaleza, obtiene tres posibilidades para elegir su vida;

    1) Puede sobrevalorar la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
    2) Puede llevar en justo equilibrio la parte espiritual e instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época de Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    3) Puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza. Situación que existe en nuestras civilizaciones desde la revolución industrial, extendida esto ya en toda parte de nuestras civilizaciones.

    El diagrama Nº 4 del CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL y el diagrama del comparación del desarrollo de la antigua cultura de Grecia y de nuestra cultura Cristiana, expuesta en la HOJA Nº 4, enseña como afectaba el estado psicosomática de la naturaleza de hombre al crecimiento de la población del mundo y sus consecuencias positivas y negativas en sus vidas, y su desarrollo en la arquitectura y urbanismo.

    Las HOJAS Nº 5 Y Nº6 y Nº13/B enseñan; El papel determinante de la “filosofía del mundo y de la vida” y el estado psicosomático del hombre en su conducta y actividades, presentando ejemplos de construcciones del estado exageradamente espiritual, equilibrado, y exageradamente materialista de su naturaleza.

    En el panel B presento ejemplos del desarrollo del Japón, Londres, Estocolmo, Paris, y Tokio, proyectado por Arquitectos de nuestro tiempo del materialista “filosofía del mundo y de la vida”, contrastando con mis proposiciones.

    Para demostrar el desarrollo de MI TEORÍA DE LA EXISTENCIA, expuesta además en los diagramas Nº 1, Nº 1/A, Nº 2, Nº 3 y Nº 4, en la que se basa mi “filosofía del mundo y de la vida” y mis actividades creativas en el campo de arquitectura y urbanismo, presento este proceso a través del imágenes en los siguientes paneles:

    - En el panel 1 enseño el; SEXO: EL PORTADOR DE LA VOLUNTAD DE LA EXISTENCIA REAL, DEL AMOR PURO.
    - En los paneles 2.-3. enseño el: AMOR: LA EXPRESIÓN DIRECTA DE LA REALIDAD ESENCIAL DEL AMOR PURO.
    - En los paneles 4.-5.-6. enseño la: LA BELLEZA: como LA OTRA CARA DE LA EXISTENCIA REAL, DEL AMOR PURO.
    - En los paneles 7,-8. enseño la: ARQUITECTURA DE LA FUERZA CREATIVA DEL AMOR PURO.
    - En los paneles 9.-10.-11.enseño la: ARQUITECTURA DE LA FUERZA CREATIVA DEL AMOR PURO A TRAVÉS DEL INSTINTO ANIMAL.
    - En los paneles 12.-13.-14.-15.-16a.-16b.-16c.-17ª.-17b.-17c.y 18.enseño los: ASENTAMIENTOS HUMANOS CREADOS POR LA EXISTENCIA REAL, DEL AMOR PURO, A TRAVÉS DEL ESPÍRITU DEL HOMBRE, QUE HA LOGRADO ESTABLECER SU PERFECCIÓN HUMANA.
    - En los paneles 19.-20.-21. enseño los: ASENTAMIENTOS HUMANOS CREADOS POR LA EXISTENCIA REAL, EL AMOR PURO, A TRAVÉS DEL ESPÍRITU DEL HOMBRE QUE HA LOGRADO OBTENER SU PERFECCIÓN HUMANA.
    - En los paneles 22.-23.-24. enseño la. ARQUITECTURA Y ASENTAMIENTO HUMANO CREADO POR LA EXISTENCIA REAL, EL AMOR PURO A TRAVÉS DEL ESPÍRITU DE LE CORBUSIER, QUIEN HA LOGRADO ESTABLECER SU PERFECCIÓN HUMANA.
    - En los paneles 25.-26.-27. enseño el: ASENTAMIENTO HUMANO CONCEBIDO POR LUCIO COSTA Y OSCAR NIEMEYER EN EL PERFECTO ESTADO DE SUS NATURALEZAS HUMANA, PERO REALIZADO POR UN ESPÍRITU DESEQUILIBRADO DE LA SOCIEDAD.
    - En los paneles 28.-29.-30.-31.-32. y 33. enseño: LA ARQUITECTURA Y ASENTAMIENTO HUMANO CONCEBIDO POR KENZO TANGE EN EL PERFECTO ESTADO DE SU NATURALEZA HUMANA, PERO REALIZADO POR EL ESPÍRITU DESEQUILIBRADO DE SU SOCIEDAD.
    - En los paneles 34.-35.-y 36. enseño: LA DESCOMPOSICIÓN DEL EQUILIBRIO Y DEL ORDEN Y ARMONÍA DEL UNIVERSO DEBIDO A LA DEFORMACIÓN DE LA FUERZA CREATIVA DE LA EXISTENCIA REAL, DEL AMOR PURO, DENTRO DE LA EXISTENCIA HUMANA, COMO CONSECUENCIA DE SU VIDA ANTINATURAL T DESEQUILIBRADA.
    - En los paneles 37.-38.y 39, enseño: LA ARQUITECTURA CREADA POR EL HOMBRE ES SU ESTADO DESEQUILIBRADO DE SU NATURALEZA HUMANA.

    Al final de mi Exposición termino con los prototipos de mis cuatro ciudades ideales, proyectados también por la FUERZA CREATIVA DE LA EXISTENCIA REAL, POR EL AMOR PURO, que utilizo mi espíritu para expresarse a través del mismo, reflejando el grado de mi perfección humana.

    1) CIUDAD ATUNDA: PARA 600.000 A 1.000.000 DE HABITANTES: El proyecto de esta ciudad considero el máximo tamaño exigida por la naturaleza intrínseca de la especie humana.
    2) CIUDAD OLIMPIA: PARA 3.00.000 A 5.00.000 DE HABITANTES. Considero el tamaño ideal de proyecto de este tipo de ciudad, para poder satisfacer y fomentar las justas e intrínsecas necesidades de la naturaleza especial humana.
    3) CIUDAD INDUSTRIAL MEDITERRÁNEA PARA 14.000 A 20.000 HABITANTES: El papel de este tipo y tamaño de ciudad es de mejorar el nivel de vida en las zonas rurales y comarcales, del país, y evitar con ello las emigraciones de la gente desde estas zonas a las grandes ciudades existentes.
    4) DONNA CRISTINA: UNA CIUDAD TERMAL PARA 6.000 A 10.000 HABITANTES: Esta ciudad es otro prototipo para zonas rurales con la finalidad de mejorar el nivel de vida en estas zonas y evitar con ello las emigraciones de la gente hacia las grandes ciudades existentes.

    El objetivo de mi Exposición es demostrar que nuestro mundo manifestado no se desarrolla en azar, sino es el proceso de autorrealización de la Existencia Real, del Amor Puro, que actúa a través del instinto de los animales como guía en sus conductas, y a través de la naturaleza psicosomática de la especie humana, pero en este caso sólo es positivo si el hombre logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana.

    Madrid 02 de Marzo de 2012
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

  2. Francisco Z. Lantos

    EL PAPEL DEL ARQUITECTO EN NUESTRAS SOCIEDADES

    Hoy, cuando, ante los innumerables y entrelazados males y contradicciones que experimentamos en todos los campos de nuestras actividades, surgen inquietudes entre los hombres sensibles y preocupados por nuestro futuro especialmente, cuyas actividades están directamente afectadas con esta tendencia negativa y hacerles difícil de practicar sus profesiones según sus exigencias intrínsecas, y en estas frustraciones se sienten obligados a buscar la causa de este fenómeno antinatural y contradictorio.

    Tomando en consideración sólo los tres más graves de nuestros males: La antinatural y desenfrenada expansión demográfica, el antinatural crecimiento del consumo de energía del hombre contemporáneo y la fiebre de las migraciones de la población del mundo desde las zonas rurales hacia los grandes núcleos urbanos, de cuya consecuencia, hoy, la población del mundo, con sus casi 6000 millones de habitantes, es 30 veces más, pero que para el año 2050, esto, según las estimaciones estadísticas puede llegar a 10000 millones que representa 50 veces más que la que tenía nuestro planeta en la época de Jesucristo, al que si lo multiplicamos por el aumento de consumo de energía, que hoy, en los países desarrollados es 10-15 veces mayor que el que tenían nuestros antepasados, tendencia que está extendiéndose para los países en vías de desarrollo también y que para el año 2050 puede llegar a una exigencia media de 4-5 veces mayor que la que tenía el hombre en la época de Jesucristo, lo que significaría 50 veces (aumento cuantitativo de la población del mundo) por 4-5( aumento medio de consumo de energía del hombre del futuro) = 200-250 veces más consumo de energía de la especie humana de nuestro planeta, siendo éste del mismo tamaño e incluso con menos recursos naturales que los que tenía en la citada época. Añadiendo a estos dos factores el tercero, la tendencia migratoria de la población del mundo desde las zonas rurales hacia las grandes ciudades, de cuya consecuencia, hoy, el 50% de la población mundial está ya concentrada en indefinidas y caóticas conurbaciones, entre las que se encuentran 30 Metro y Megaciudades con 6-16 millones de habitantes, pero de continuar estas tendencias, según las estimaciones estadísticas de las Naciones Unidas para el año 2030, el 70% de la población del mundo podría vivir en distintos tipos y tamaños de aglomeraciones urbanas, entre las que ya 15 tendrían 10-16 millones y otras 15 de 16- 35 millones de habitantes.

    Este acontecimiento antinatural y nunca experimentado en esta escala, aunque sus consecuencias negativas sufridas por la gente que tienen la mala suerte de vivir en nuestros monstruosos, caóticos y deshumanizados Metro y Megaciudades, es conocida , no obstante, como aún no hemos llegado a la situación extrema de este desarrollo, su gravedad es difícil de concebir en su medida real por personas cuyas actividades no están directamente afectadas, siendo esto la causa de no preocuparse con suficiente serenidad de este gravísimo, peligro que nos amenaza y que será la causa de una destrucción apocalíptica de la que posiblemente sólo la muerte puede salvarnos.

    Ahora bien, cómo el índole de este acontecimiento, o lo que sea, la causa de nuestros innumerables y entrelazados males no son sólo sus manifestados males y problemas como la degradación del medio ambiente, desastres civiles y naturales, deterioro de los servicios urbanos, falta de viviendas para los pobres de las zonas urbanas, desempleo y la decadencia económica, las violencias, las delincuencias, la corrupción, injusticias, nuevas enfermedades psíquicas y físicas, etc., que afectan a los especialistas de varias profesiones como son los economistas, sociólogos, juristas, políticos, urbanistas, científicos, psicólogos, médicos, etc., quienes, por sus formaciones de nuestro tiempo, al ver y juzgar las cosas aisladamente y no como una consecuencia de una causa, están expuestos al peligro de deformar los hechos y en lugar de aportar, con sus trabajos, algo positivo, por enfocar los problemas erróneamente, aumentan, sin querer, el mal. Evitar este fracaso, como nuestros problemas son muy complejos e interrelacionados entre sí, todo indica que esto es más bien de tipo filosófico, que está relacionado con la verdad sobre nuestra existencia particular y de la Existencia General, dentro del que estamos realizando, conjuntamente con los otros seres animados, nuestra vida y que exige un conocimiento universal sobre el mismo, tema que estudian los filósofos y que conocen los sabios. Empero, como los filósofos de hoy son más bien de tipo escolástico y están alejados de la vida real y como sus trabajos no están directamente afectados con nuestros males, ellos tampoco sienten en su medida real los problemas, ni poseen los conocimientos prácticos que serían necesarios realizar y poner en práctica la idea y soluciones acertadas para eliminar nuestros males y restablecer las justas necesidades exigidas por nuestra naturaleza especial humana.

    Tomando en consideración la profesión de la arquitectura, que por su carácter, además de ser artística, como la pintura, escultura o música, como sus obras no son sólo para la contemplación estética y disfrute espiritual, sino en ellas viven y se desarrollan los seres humanos, cuyas necesidades físicas y psíquicas, también tienen que satisfacer las obras realizadas, que involucran conocimientos técnicos y científicos, el arquitecto, para poder realizar el papel intrínseco de su profesión, además de sus actividades creativas y sensibilidades artísticas, tiene que poseer un conocimiento humanístico y científico-técnico, que si se hace conscientemente, él se acerca más a este hombre perfecto y universal que hoy en nuestra situación tan precaria necesitamos para enseñarnos el camino que pudiera salvarnos de una catastrófica e inevitable destrucción que nos esperaría si lo siguiéramos pasivamente con nuestras actividades y desarrollo.

    Desgraciadamente, como la falsa y exageradamente materialista \\"filosofía del mundo y de la vida\\" ha envenenado a todos los hombres de nuestras sociedades, de cuya influencia negativa todos hemos perdido este justo equilibrio entre nuestra naturaleza espiritual e instintiva que es una necesidad indispensable para poder vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza, sentir la Verdad, y adaptarnos con nuestro comportamiento y actividades, de manera natural y espontánea a sus principios, y como además las enseñanzas y la formación de los arquitectos en las escuelas y universidades, para adaptarse a las demandas de nuestras sociedades equivocadas, han sido cada día más prácticas con la tendencia de las especializaciones, nuestros arquitectos, que se contentan con conocimiento y formación obtenida en las facultades de arquitectura tampoco están preparados para esta compleja e importante tarea.

    No obstante, al estar incluida intrínsecamente por la naturaleza de esta profesión, la necesidad de este conocimiento del hombre, la comprensión real del significado del arte, un arquitectos inquieto y preocupado por nuestro futuro, obedeciendo a su conciencia y ambición profesional se convierte en un buscador de la Verdad, que le lleva poco a poco a la perfección humana, cuando recibe por intuición un conocimiento sobre el mundo y la vida diferente de lo existente y practicado por sus congéneres.

    Este arquitecto autodidacta surge en las épocas de contradicciones, como es la nuestra, que empezó con la Revolución Industrial y cuyos síntomas, en un principio, sólo los han descubierto los hombres más preocupados , casi visionarios, como era el gran arquitecto Le Corbusier, quién tenía sus seguidores, famosos arquitectos de todos los países del mundo de la época de la arquitectura moderna entre los años 1930-1970, pero que la extendida materialista \\"filosofía del mundo y de la vida\\" de nuestras sociedades apagó estas inquietudes, convirtiendo a los hombres de talento, quienes aunque poseen las capacidades creativas, sensibilidades artísticas, pero perdiendo el perfecto estado de sus naturalezas especiales humanas, en su liberación de las Leyes de la Naturaleza, utilizan su inteligencia, no como un instrumento para realizar sus ideas obtenidas por intuición, sino como amo y guía para expresar sus falsas ideas, convirtiéndose así en unos títeres al servicio de las demandas de nuestras sociedades materialistas.

    El grave peligro que encierra las actividades de estos dotados y famosos arquitectos de moda es que sus singulares obras en sí y aisladas de su medio ambiente construido y natural, como son llamativas y algunas veces bellas, disminuyen sus falsedades, confunden a los no entendidos y a los estudiantes y jóvenes arquitectos, haciendo más difícil descubrir sus errores y daños, que a nivel humanístico y urbanístico están causando, contribuyendo posiblemente, sin darse cuenta, a la formación de nuestras caóticas, monstruosas y deshumanizadas Metro y Megaciudades.

    No obstante, estos 20 años de desvío del camino justo, que hace 60 años inició Le Corbusier, era suficiente para descubrir las superficialidades y equivocaciones de las numerosas tendencias improvisadas por los famosos arquitectos de moda para que aumentasen y serán más reconocibles nuestras contradicciones, y de que surjan nuevamente hombres inquietos y preocupados por nuestro futuro, entre los que, entre otros profesionales, hay arquitectos posiblemente mucho más que conocemos, quienes al no vibrar con la \\"filosofía del mundo y de la vida\\" de nuestras sociedades materialistas no tienen la oportunidad de realizar sus obras, sólo de expresar sus ideas en escritos y proyectos ideados, muchos, los que al no recibir simpatía y ayuda moral y económica de nuestras sociedades materialistas, ni han podido ser publicados.

    No obstante y a pesar de la enemistad y la pretendida ignorancia de organismos oficiales, organizaciones profesionales, sociales, bursátiles, humanísticos, etc., hacia este nuevo tipo de búsqueda, representando esta verdad y la necesidad del cambio, nada ni nadie puede apagar ya esta antorcha, experiencia que he notado entre los estudiantes de arquitectura y algunos jóvenes arquitectos, quienes aún no han perdido la ilusión de practicar esta privilegiada y sagrada profesión, de acuerdo con su carácter y naturaleza intrínseca, el único camino que podría llevar al hombre que la practica a la perfección humana y obtener su felicidad.

    Siendo la causa principal de todos nuestros males, el hombre contemporáneo, cualquier persona quien quisiera resolver nuestros problemas y encontrar la solución justa y necesitada tiene que ser un sabio, quien conoce la verdad sobre nuestra existencia particular y su justa relación con el resto de las vidas que componen nuestro planeta, que podría ser un filósofo, biólogo, poeta, artista, arquitecto, científico, etc., pero como una vez descubierta la verdad, ésta tendría que ser puesta en práctica, tomando en consideración los tres factores negativos anteriormente presentados, de cuyas consecuencias si continuamos con nuestro comportamiento y actividades, para el año 2050 la población del mundo puede llegar a tener 10000 millones de habitantes, de los que el 70% vivirán en caóticas aglomeraciones urbanas, entre las que 30 podrían tener entre 15-35 millones de habitantes, las que, aunque crearán problemas de contaminaciones, ruidos, violencias, enfermedades, injusticias, etc., y darían trabajo para filósofos, psicólogos, juristas, médicos, y a un sinfín de especialistas, no obstante el mayor trabajo, la idea básica, para resolver los tamaños, estructuras y formas de nuestros futuros asentamientos humanos, que son hoy la cuna de la mayor parte de nuestros males, recaerá forzosamente en el arquitecto, cuya profesión en esencia es de tipo general y global, quien por eso si atiende a esta exigencia aprenderá a captar la idea necesitada para cada caso y tendrá la formación artística y técnica para realizar a través de sus obras estas ideas.

    Estos arquitectos, quienes utilizarán sus diplomas para iniciar sus nuevos y complementarios estudios en la vida a lo largo de su ejercicio profesional serán los que, a través de nuestras contradicciones, descubrirán la verdad y las que nuestras sociedades necesitan pero cuyos verdaderos papeles no serán los de servir sus actuales falsas demandas materialistas, sino el de servir las justas necesidades de la naturaleza psico-somática del hombre universal que ha descubierto a través de su búsqueda, no de segunda mano, sino por su propia experiencia vivida, que le dará justicia, y en nuestro caso obligación, de seguir a sus convencimientos y convertirse con ello en educador de su sociedad.

    Madrid, 28 de Mayo de 2013
    Francisco Z. Lantos

  3. Francisco Z. Lantos

    EL DESARROLLO DE NUESTRAS CIUDADES

    Si continuamos aceptar el desastroso desarrollo de nuestras ciudades, que se basan en nuestra extremadamente materialista y por ello errónea “filosofía del mundo y de la vida” y los que han perdido todos sus valores arquitectónicas y urbanísticas y se han convertido en unos indefinidos, y caóticos aglomeraciones, en las que la vida ya es insoportable, ninguna solución arquitectónica podría mejorar la calidad de vida en ellas, ya que estas no significaran más que un arreglo en una trama de un laberinto, que no ayudara nada al hombre perdido y asustado en ellas.

    La solución es reconocer que la causa de este mal es el erróneo “visión del mundo” del hombre contemporáneo, y la necesidad ante todo buscar su correcta “visión del mundo y de la vida”. Y basando en está elaborar su correspondiente arquitectónica que en nivel de asentamientos humanos (ciudades y poblados) significaría; ciudades definidas en tamaño y forma, estructura ordenada, distribución funcional del uso, expresiva clara de su contenido, perfecta adaptación a su medio ambiente, y toda esto a escala humana.

    Sólo este tipo de ciudades pueden satisfacer las justas e intrínsecas necesidades psicosomáticas de la naturaleza especial humana y convertirse en verdaderos escenarios de la vido de sus ciudadanos, ofreciéndoles dos hogares; uno en las calles, plazas y edificios socio culturales y de recreo, para sus vidas espirituales y culturales y otro en sus viviendas en zonas residenciales para sus necesidades físicas, dentro de su vida familiar.

    Madrid 19 de Noviembre de 2010

    Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto