¿Por qué pasarse a la tecnología BIM?

No hacemos más que oír la palabra BIM y aún así las opiniones al respecto son de lo más dispares: que ya está aquí, que todavía le queda mucho para funcionar, que ya sin conocimientos BIM no te contratan, que eso no va a cuajar jamás, …

Lo que sí sabemos es que es una metodología de trabajo que reduciría carga de trabajo y, por tanto, los costes; lo que en el sector construcción significa muchos millones de euros. Por otro lado, metodologías equivalentes conceptualmente al BIM ya se usan en otros sectores y  funcionan tal y como nos prometen.  Todo indica que lo único que lo está frenando es el desconocimiento de los agentes involucrados…y eso nunca ha sido un impedimento.

Para ser más objetivos, enumeremos las ventajas más evidentes del BIM:

  • Planos y mediciones del proyecto siempre actualizados, puesto que cualquier modificación en el modelo se incorpora inmediatamente a todas las secciones, sistemas, presupuesto, etc.
  • Incorporación de datos inmediata al utilizar familias de productos de mercado (prestaciones, dimensiones, cargas, acabados, precios, etc.) siempre que el fabricante los tenga desarrollados en BIM.
  • Diseño libre de errores al integrar las distintas partes del proyecto en un mismo archivo gráfico: los pequeños fallos de interferencias entre distintas redes de instalaciones y estructura se detectan en seguida.
  • Coordinación de trabajo más eficiente y fiable, al utilizar todos los agentes la misma versión de proyecto, actualizada al minuto.
  • Consideración del ciclo de vida entero del edificio desde la fase de diseño, lo que permite tomar decisiones de sostenibilidad y eficiencia con más facilidad.

Todo esto conduce a la mayor ventaja de todas: el fin de los innumerables problemas que surgen en la fase de ejecución (retrasos en los plazos, sobrecostes, diseño de soluciones sobre la marcha, documentación de proyectos desactualizada por cambios durante la ejecución, etc).

Cambiar a la tecnología BIM en tu estudio o empresa supone un claro esfuerzo económico y laboral. Sin embargo, los beneficios son tan evidentes en todos los aspectos que esto será sin duda algo sin lo que no podamos trabajar en el futuro. Las Administraciones de muchos países ya obligan a entregar los proyectos en BIM en las licitaciones y en España parece que no tardará en llegar.

Hay que verlo como una inversión rentable a largo plazo, que no sólo nos hará la vida más cómoda, sino que mejorará la calidad del producto que ofrecemos.

1 comentario
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo

 
  1. Gerth Wandersleben

    Hola, lo que has descrito resume bien el contexto en cuestion, pero yo la verdad no veo diferencias de opinion en el tama. En Chile estamos viviendo un cambio importante en la construcción desde el sector publico, dado que ya existe un programa de gobierno que exigira de aqui al 2020, que todo los proyectos sean diseñados en BIM, o sea, que no solo entreguen un modelo BIM que complemente la entrega, si no, que sea diseñado bajo la metodologia y que dicho proceso sea certificado. Mi opinion es que cada empresa o profesional si quiere competir en el mercado de la construcción, debera modernizarse y adoptar tecnologias y metodologias como el BIM, siendo el mandante publico o privado el actor mas importante en este proceso, por que ellos son los mas afectados a la hora de ver que los plazos y costos no sean los mas optimos.

    Gerth Wandersleben
    Arquitecto Universidad del Bío-Bío
    Profesor part time y Consultor BIM-BPS