Edificios-árbol en un parque de cualquier barrio

Este proyecto parece de los más surrealistas que hemos visto, pero es ciertamente una propuesta soñadora, que pretende cambiar las ciudades de hoy en día, permitiendo a los comprometidos con el medio ambiente vivir como quieren sin renunciar a la localización, y promocionando determinados modos de vida.

OAS1S skyline

En OAS1S, los edificios son como árboles: altos y estrechos, envueltos en vegetación, y se esparcen por un área verde, como si de un bosque residencial se tratara.

OAS1S concepto

El diseño del holandés Raimond de Hullu sigue los criterios de la filosofía Cradle-to-Cradle, que apuesta por la máxima eficiencia y la desaparición del concepto de residuo tras el fin del ciclo de vida de una construcción.

Los edificios estarían desconectados de la red como células autosuficientes en términos de energía y agua, incorporando paneles solares, bombas de calor de aire y de agua, almacenamiento de energía y agua y sistemas de filtración y de aguas grises.

OAS1S 5

Los materiales de construcción se han elegido cuidadosamente para garantizar la ausencia de residuos y la reducción de emisiones. Se basa en madera reciclada, aislamientos orgánicos de alta calidad, fachadas ajardinadas y acristalamientos de baja transmitancia.

OAS1S detalle

La idea consiste en ir incorporando estos “campos de edificios” dentro y en la periferia de las ciudades ya existentes, creando una red que puede ir creciendo. Quieren probar que una comunidad comprometida con el medioambiente puede convivir con una ciudad tradicional, llegando a cambiar los modos de vida de los ciudadanos convencionales.

oas1s manzana

Por supuesto, el estudio no ha dejado de lado el análisis económico y pretende cuadrar los números para hacer este modo de vida accesible para todo el mundo.

El vídeo tiene su gracia:

Cierto es que contamos con miles de propuestas acerca de cómo modificar la ciudad para acercarnos a un futuro sostenible y ésta se defiende bastante bien entre otras muchas.

OAS1S interior

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo