El edificio que cambia de imagen cada hora

Esta fachada fue diseñada por Ernst Giselbrecht + Partner para el Showroom Kiefer Technic y está en Styria, Austria.

Cuenta con un cerramiento acristalado protegido por 112 paneles de acero inoxidable accionados por 56 motores, para jugar con el sol y regular la temperatura e iluminación interiores. Por ello, la posición perfecta no puede ser la misma todo el rato.

Paneles de fachada móvil para control solar

Los parasoles pueden ser accionados por los usuarios o automatizados por un programa en función de la situación meteorológica. En cualquier caso, permite crear distintos ambientes interiores y también diferentes imágenes hacia el viandante.

Así la fachada se convierte casi más en una escultura en movimiento,pero conectada al entorno, lo que da una lección sobre cómo se deberían concebir los edificios a estas alturas, en lugar de contenedores estáticos.

No es oro todo lo que brilla

Por un lado, la evidente pregunta de cuánto cuesta mantener este sistema funcionando todo el día. Dado que el sol no da por todas las orientaciones las 24 horas, es de suponer que sólo se mueve un sector de la circunferencia y que puede no ser demasiado elevado. Sin embargo, dado que no se dan datos sobre esto, es de esperar que no se haya tenido muy en cuenta.

Paneles de fachada móvil para control solar

Por el otro, no parece que el diseño se haya hecho con precisión: pese a la imagen vibrante y atractiva de la fachada, cerrar los paños enteros con los paneles no parece la mejor solución para asegurar el confort lumínico en el interior. Una solución en la que los paneles fueran más grandes para dar sombra como verdaderos aleros reduciría las ganancias solares en mayor medida, mientras que mantendría más minutos con una intensidad de luz natural suficiente.

Paneles de fachada móvil para control solar

En definitiva: este proyecto es un buen ejemplo por el debate que abre y porque muestra que nada está fuera de la mesa tecnológicamente hablando. Sin embargo, como siempre, aplicar el sentido común es la mejor estrategia de diseño.

Fuente imágenes: design boom

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo