La ventana como límite de la ganancia solar

Hay dos formas de aprovechar la energía que se arroja diariamente sobre nuestros edificios y en muchos casos se desperdicia por no saber cómo aprovecharla: paneles u otras tecnologías de transformación de energía solar y la radiación directa.

La primera nos proporciona energía eléctrica, pero conlleva la inversión inicial en la tecnología. La segunda es evidentemente más barata pues los dispositivos que requiere son más sencillos y están en todas las viviendas: ventanas y cortinas. Sin embargo, el impacto de este aprovechamiento solar va a depender de las cualidades de estos dos elementos: si son malos o no se usan bien, perderemos todo el margen de ahorro.

Nuestro objetivo fundamental y único es que la radiación entre al interior de la vivienda: el aire y los objetos que estén en contacto con la radiación solar se calentarán, por lo que cuanta más cantidad de ellos alcance, mejor. Evidentemente, la única manera de que la radiación entre al interior es a través de los huecos, por lo que las ventanas son el elemento fundamental de captación, y por ello hay que saber elegirlas.

Las casas pasivas que empiezan a  florecer en todos los puntos del planeta tienen varios puntos en común, uno de los cuales son los amplios ventanales. Cabría preguntarse a qué se debe esto cuando el grado de aislamiento de la envolvente opaca es claramente más alto que el del vidrio. La respuesta es sencilla: las ganancias que se pueden obtener por radiación solar compensan encarecidamente las posibles pérdidas del vidrio, que, por otro lado no son tan altas. Existen hoy en día vidrios y carpinterías que igualan prácticamente los valores de la parte opaca, pero por no salirnos del marco de las viviendas convencionales, diremos que una buena ventana accesible en el mercado puede tener una transmitancia de 1,3 W/m²K, cuando la de los muros de un edificio tipo en España es de unos 1,5 W/m²K. Es decir, podemos obtener un elemento que permite el calentamiento interior a la vez que impide su salida.

De esta manera, se pueden enumerar los siguientes puntos para maximizar el aprovechamiento solar:

1. Invertir en unas buenas ventanas y bien instaladas: hoy en día no deberías aceptar una ventana por debajo del 1,3 W/m²K, pues es muy posible que te vaya a durar más la ventana que la permisividad legal con valores más altos.

2. Hacer una buena gestión de la radiación solar: todos sabemos que en muchas ocasiones es incómodo recibir la radiación directamente, pero eso no significa que haya que desperdiciarla. El sol debe atravesar el vidrio, una vez dentro de la estancia, puedes bloquearlo como más te guste (cortinas, estores, lamas interiores). Una buena forma de comenzar a hacer tus hábitos es siguiendo estos consejos:

Tips para optimizar el comportamiento de tu casa mientras estás en el trabajo:

· Localiza las ventanas que tienes orientadas a este o sur.

· Deja sus persianas y cortinas totalmente abiertas para que la radiación entre hasta el fondo.

· Si tienes pavimento o muebles de alta inercia térmica a los que les dará el sol, mejor: almacenarán el calor y lo emitirán al oscurecer.

Si por el contrario estás en casa:

· Mantente en las habitaciones que den a sur, estarás más calentito.

· Aunque estés dentro, el sol debe pasar, así que si te molesta que te dé directamente, cierra el número de cortinas que te parezca necesario, pero NUNCA bajes la persiana. En estos casos son muy útiles las cortinas de lamas, que te permiten redireccionar la radiación sin impedir su entrada más profunda.

Estos consejos son aplicables, a viceversa, si estamos hablando de tu estudio u oficina. para unos consejitos sobre los hábitos en verano, no te pierdas este post.

3. Bajar la persiana cuando desaparece la radiación solar: lo único mejor que una buena ventana es una buena ventana con una buena persiana. Permitirá que controles cuando quieres reducir aún más las pérdidas de calor.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo