Arquitectura solar

Se habla mucho de ser eficiente con la conducción, con los residuos, con el gasto energético en general. Desde Carpinterías para CTE queremos destacar la importancia de una arquitectura eficiente.  Para ello queremos hacer una reflexión sobre la manera de construir que disminuya el consumo energético.

Reduciremos las necesidades energéticas de un edificio o vivienda si aplicamos los siguientes puntos:

  • Reducción de las pérdidas de calor.

Las mayores perdidas energéticas de un edificio se producen por la transmisión del calor a través de ventanas, paredes y cubiertas.

Para solucionar las posibles deficiencias de una edificación, lo primero es la sustitución de la carpintería de acuerdo con el CTE. La mejor opción es el PVC de Kömmerling.

La forma de los edificios también juega un papel importante. La superficie exterior está en contacto directo  con el clima y es por donde dejamos escapar el calor acumulado en el interior. Por tanto cuanto menor sea la relación entre superficie exterior y volumen total, más eficiente será. La semiesfera y el cubo son las figuras más eficientes en términos de pérdidas de energía.

  • Aumento de la ganancia energética.

Fundamentalmente a través de radiación solar.  La orientación de un edificio,  puede contribuir a ganancias de calor.

La energía solar se puede captar de forma activa,  con células fotovoltaicas que captan la energía del sol y la transforma en eléctrica. Pero es conveniente que primero el edificio sea capaz de captar el calor del sol de forma pasiva. Mediante la adecuada orientación y la elección de los materiales de construcción.

  • Comportamiento eficiente.

Los usuarios de las edificaciones deben hacer un uso responsable de todos  los suministros.

Aunque parece una cuestión obvia os dejamos los enlaces a algunos post sobre consumo eficiente tanto en el interior como en el exterior:

Ahorre en el exterior de su casa

Ahorre en el interior de su casa

Pensar un proyecto eficiente desde el inicio, es la manera más barata y eficaz de ahorro energético.

0 comentarios
Por
Alex Martos

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo