Asfalto sediento

Imagina un material capaz de tragar cualquier cantidad de agua en el instante en que entra en contacto con ella. ¿Para qué se te ocurre que puede servir? El hormigón ultraporoso ha tomado una nueva relevancia con el debate abierto sobre el futuro de las ciudades.

De repente, el bienestar del ciudadano se ha colocado como objetivo principal de las acciones urbanísticas y se desata la recuperación de ciertas ideas que ahora sí tienen una utilidad. Aparcamientos sin charcos, pasos de cebra o paradas de autobús en las que no hay que alejarse de la calzada cuando viene un vehículo muy rápido, bajarse del coche sin sumergir el pie en agua,… Los días de lluvia podrían ser muy distintos sólo con que ésta desapareciera al llegar a tierra.

Según informa Plataforma Arquitectura, este debate concreto se ha disparado a raíz de un vídeo colgado en internet con más de un millón de visitas que muestra la capacidad absorbente del novedoso material en una playa de aparcamiento. Mira y júzgalo por ti mismo.

Se trata de un tema estudiado en muchos lugares con altos niveles de precipitaciones. En este momento, Rotterdam ya está probando el funcionamiento del hormigón absorbente de la empresa Rainaway en sus calles.

Es importante destacar que no consiste en absorción tal y como la entendemos, el material no se queda con el líquido como una esponja, si no que lo reconduce a un plano inferior al del viandante por donde se canaliza para su evacuación.

Rainway baldosa hormigón absorbente

Rainway baldosa hormigón absorbente 2

Rainway baldosa hormigón absorbente 3

Rainway baldosa hormigón absorbente 4

No todo son ventajas, el agua dentro de una pieza suele significar malas noticias y este caso no iba a ser distinto: en lugares con temperaturas muy bajas las baldosas pueden llegar a romperse por congelación del líquido. Por ello, es sólo válido para ciertos climas. No obstante, la idea tiene mucho potencial y será cuestión de tiempo que se depuren esos inconvenientes.

Fuente imágenes: Plataforma Arquitectura

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo