Köclimat: Ventilación y ahorro energético en el CTE

Cumplir con el Código Técnico puede ser más fácil de lo que pensamos. A veces, el desconocimiento de determinados productos puede llevarnos a buscar soluciones más complejas y menos eficientes.

Vamos a hablar de un aireador de Kömmerling: Köclimat. Es un ejemplo directo de facilidades que se nos ofrecen para cumplir con la norma.

Como decíamos el otro día, una de las exigencias del CTE para las ventanas está orientada a lograr la calidad del aire interior. El DB-HS 3  especifica la obligatoriedad para que cualquier vivienda esté bien ventilada; las opciones que nos proponen son:

1. Una apertura fija en la carpintería

2. Incorporación de un aireador

Como ventajas de la incorporación de un aireador está la posibilidad de instalarlo en cualquier tipo de ventana, quedando totalmente invisible cuando la carpintería está cerrada y siendo económicamente muy competitivo. Con Köclimat tenemos una forma sencilla de canalizar la ventilación, mejorar así la calidad del aire interior y evitar condensaciones.

La idea es instalar este sistema de ventilación automática (aireador) para permitir la renovación del aire de la vivienda. Se  incorpora, tal y como especifica el CTE, a 1,8 m de altura como mínimo, situado en la parte superior de la carpintería, entre marco y hoja. Actúa gracias a una trampilla basculante por gravedad que se guía por la presión del viento, de manera que está abierto normalmente y si se produjera un exceso de aire, la trampilla se cerraría. Una vez que el aire pasa por este dispositivo se va incorporando a la vivienda de forma controlada mediante la interrupción de otra junta que permite la incorporación del aire en la zona donde se dispone el dispositivo. Así, se consigue intercambiar el aire entre el exterior y el interior de la vivienda.

Por otro lado, los caudales exigidos por el CTE (que varían según la superficie, los ocupantes o el tipo de ventilación de cada vivienda) se pueden calcular y cumplir por medio de la instalación de más o menos dispositivos.

Una ventaja fundamental que ofrece este producto es la posibilidad de incorporarlo a carpinterías Kömmerling ya instaladas. Atención a este dato, puesto que parece que mejorar las prestaciones queda de la mano exclusivamente de las obras de nueva construcción, cuando nuestro compromiso con la habitabilidad y la calidad de los espacios es algo de carácter mucho más universal.

3 comentarios
Por
Alex Martos

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo

 
  1. carlos

    El aireador koclimat es una variante del regel air, preparada para komerling. Es un buen sistema que cumple con la normativa de alemania. Pero que no puede dar el caudal que actualmente pide el CTE, en muchos casos ni aunque llenes toda la parte superior de la ventana de dispositivos. Muy buena solución de ventilación, esteticamente queda oculta, pero resulta que los caudales exigidos por el CTE son muy altos a bajas presiones (20 Pa) y mientras no bajemos esta exigencia el sistema regel air no sirve en españa.