Marcado CE para puertas y ventanas

¿Cuál es su origen?

 

El Marcado CE proviene del francés, sus siglas significan “Conformidad Europea” y es una marca para ciertos grupos de servicios comercializados dentro de la Unión Europea. Pretende facilitar la libre circulación de bienes en el mercado único, sin reducir los niveles existentes y justificados de seguridad en los Estados Miembros.

 

¿Qué ostenta?

 

Representa el testimonio por parte del fabricante de que su producto cumple con los mínimos requisitos legales y técnicos en materia de seguridad de la Unión Europea. El objetivo es asegurar sus correctas condiciones de fabricación y uso a todos los compradores finales.

Desde el pasado 1 de febrero es obligatorio para las ventanas y puertas. Desde KÖMMERLING, os hacemos un breve resumen informativo para solucionar las posibles dudas.

La norma de producto fundamental para el cumplimiento del Marcado CE es la UNE-EN 14351-1 (ventanas y puertas peatonales exteriores). En ella se definen las características de las prestaciones aplicables a ventanas. Éstas van desde la resistencia a la carga del viento a la estanqueidad, la transmitancia térmica y la permeabilidad al aire, entre otras.

La clave del Marcado CE es que las prestaciones se muestran  en el etiquetado del producto, de forma que el consumidor goza de toda la información necesaria.

Obligaciones del fabricante

 

El fabricante debe establecer, documentar y mantener el “Control de Producción de Fábrica” CPF para asegurar que los productos que se venden en el Mercado son conformes con lo declarado en el Marcado CE.

Un laboratorio notificado lleva a cabo un “Ensayo Inicial de Tipo  de Producto” ETI al inicio de la  producción de un nuevo tipo; es responsabilidad del fabricante elegir la muestra para el ensayo de tipo inicial. El modelo será válido para aquellos productos que sean de prestaciones iguales o más favorables.

Con esto, el organismo de certificación debe emitir una “Declaración CE de Conformidad”: es el documento que emite y responsabiliza al fabricante del cumplimiento del Marcado CE, así como de su fijación en el etiquetado. El símbolo y la información requerida deben mostrarse de forma visible.

También deberá dotar al usuario del “Manual de Instrucciones” que contendrá todas las recomendaciones específicas para el mantenimiento, así como los procedimientos para sustituir piezas sueltas/ acabados que estén dañados o gastados.

Que KÖMMERLING sea líder europeo en la distribución de perfiles de  ventanas y  puertas de PVC no es casualidad. El esfuerzo por ofrecer siempre la más alta calidad en todos los productos y servicios se hace patente en las prestaciones ofertadas, que van mucho más allá de las exigidas por la ley.

1 comentario
Por
Alex Martos

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo

 
  1. Marina

    Una gran explicación, muchas gracias.

    z