Por qué la persiana no va a desaparecer en España

Empecemos por el principio:

¿Por qué iba a tener que desaparecer?

Tradicionalmente, el cajón de la persiana ha sido un punto crítico en la construcción. Dado que consiste básicamente en un vaciado del muro de toda la longitud de cada ventana para poder albergar la persiana, constituye un claro puente térmico. En ese punto, la envolvente se convierte en una galletita de ladrillo y un panel de madera por dentro. Además, la estanqueidad del conjunto está entre poca y ninguna. Por otra parte, la cinta comunica el interior y el exterior directamente por un agujero.

Es un problema tan descarado que todo el mundo lo sabe, que la persiana prácticamente no existe en otros países de Europa y que hemos terminado por asumir como inevitable.

¿Por qué la persiana no va a desaparecer en España?

Porque no es un problema para la tecnología del siglo XXI. Si se ha conseguido hacer estanca una ventana oscilobatiente, y aislante un material transparente como el vidrio, ¿por qué se iba a resistir una persiana?

El cajón de la persiana ya no es un problema en construcción

 

Existen productos efectivos y accesibles en el mercado. Por ejemplo, el cajón de persiana RolaPlus, de KÖMMERLING, tiene una transmitancia media de 1,12 W/m²K y una permeabilidad al aire de Clase 4 (la máxima para ventanas). Estos datos se acercan en gran medida a los de una buena ventana, concretamente a los de una ventana que se puede colocar en un edificio PassivHaus. De hecho, este cajón ya se ha instalado en algún proyecto en proceso de certificación y ha aprobado sin problemas el test de BlowerDoor.

Por supuesto, para los estándares de construcción más exigentes, hay que contar con un diseño de detalles constructivos sólido y contundente que complemente las buenas cualidades del cajón: un buen aislamiento por el exterior, estanqueidad de la envolvente y motorización de las persianas para evitar la entrada de aire junto con la cinta. Esto está en nuestra mano.

El cajón de la persiana ya no es un problema en construcción

 

Luego, no; la persiana no va a desaparecer porque es un elemento muy arraigado en nuestra cultura, que ha definido nuestra arquitectura y nuestra manera de vivir, y a nivel técnico, si se diseña con interés, no supone ningún problema. De hecho, un cajón de altas prestaciones, como el que hemos comentado, está a la altura de la parte opaca del 80% de los edificios existentes y tiene unas pérdidas muy inferiores al 80% de las ventanas de las viviendas españolas. Para ser el elemento débil, pisa bastante fuerte.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo