Las ventanas para un Consumo Nulo

El éxito de un edificio Zero depende de que la envolvente esté firmemente aislada y estanca, pero dejando pasar la luz porque sin las ganancias solares, las demandas se disparan. Las ventanas ya han sido declaradas como las protagonistas de los edificios de alta eficiencia energética.

Edificio con mucha superficie acristalada

En el caso concreto del Edificio Zero que va a hacer KÖMMERLING para sus nuevas oficinas, aunque es las ventanas sean la parte clave, también son la parte más fácil del concurso: la firma cuenta con unos productos de envolvente acristalada idóneos. Para facilitar el trabajo a los concursantes, vamos a hacer un repaso por los sistemas que más se adecúan a ese tipo de edificio.

PRACTICABLES

Tan alineados con la alta eficiencia energética van los productos de KÖMMERLING, como para tener una ventana certificada por el Instituto PassivHaus. El sistema KÖMMERLING 76 es una carpintería de lo más equilibrada, con una sección contundente, pero no gigante, capaz de garantizar que el tamaño del hueco no tiene por qué comprometer la eficiencia energética del edificio. Tiene una clase de permeabilidad al aire máxima (Clase 4) y una transmitancia de 1 W/m²K en la carpintería. Con un vidrio adecuado, que puede ser de hasta 48 mm de espesor, podemos reducir la transmitancia total de la ventana a 0,79 W/m²K.

El otro sistema que podría funcionar en este edificio es EuroFutur Elegance, más pequeño y con prestaciones más ajustadas, pero que por mantener el mismo nivel de clasificación de permeabilidad al aire y admitir vidrios de gran espesor, está muy bien posicionada dentro del mercado para construcciones de estas exigencias. Hablamos de Uw de hasta 0,9 W/m²K.

DESLIZANTES

Una muy buena noticia para la construcción pasiva y de alta eficiencia energética, es que las buenas ventanas deslizantes se están metiendo en el juego con unas prestaciones que dejan atrás a muchas practicables del mercado. En el caso de KÖMMERLING, el producto estrella en este ámbito es PremiDoor 76. Basado en su homólogo practicable, tiene una transmitancia Uw desde 0,75 W/m²K con los vidrios correctos y una permeabilidad al aire también de Clase 4. Con estos números, el confort interior tanto térmico como acústico con una gran cristalera como ésta, no tiene nada que ver con el de una convencional.

Ventana deslizante instalada en balconera

¿Lo que más gusta? Que podemos hacer puertas de hasta 6,50 metros por 2,60 de alto (2,40 en color). ¿Cuántas ganancias solares dirías que pueden entrar por ese hueco?

Además de todo esto, y ya entrando en cuestiones más estéticas y funcionales, hay dos productos que estamos seguros de que van a dar mucho juego en el concurso:

AluClip es una pieza que puede incorporarse por el exterior en el sistema KÖMMERLING 76 para dar un acabado de aluminio al perfil de PVC. Tiene varias versiones a nivel estético. Podéis consultar todas las características del nuevo sistema de carpintería mixta AluClip Zero.

Edificio con ventanas con acabado de aluminio

PremiPlex es una forma de apertura innovadora que permite abrir un hueco por completo, sea del tamaño que sea y manteniendo unas prestaciones de aislamiento térmico y de hermeticidad muy competitivas. Es decir, aúna las ventajas de una deslizante con las de una corredera y ofrece una funcionalidad para ciertos espacios que mejoran la calidad de vida del usuario sin lugar a dudas.

Desde luego, podemos decir que el abanico de posibilidades de diseño es amplio. Además, este vistazo por la actividad de la marca nos acerca a por qué han decidido hacer un edificio de esas características: toda su actividad gira en torno a reducir el consumo energético en edificación y asegurar el confort y la calidad de vida interior.

Saben de sobra que es posible lograr un consumo absolutamente nulo, que sus productos son una de las maneras de conseguirlo y que con ellos se consiguen espacios confortables, atractivos y saludables. Y te han dado la posibilidad de diseñarlo.

0 comentarios
Almudena López de Rego
Por
Almudena López de Rego

Redacción de CTE Arquitectura

Volver

Cuéntanos qué te parece este artículo